Páginas vistas en el último mes

lunes, 30 de enero de 2012

La Invención del Regalo Solidario (Propuesta de acción)


El regalo de tipo solidario surge en los últimos años como una forma alternativa a la donación, y para captar de forma espontánea a aquellos que no se animan a asociarse a organizaciones no gubernamentales, las llamadas ONGs. Esta forma de captación de capital para financiar y para poder cumplir los objetivos de estas organizaciones, ha ido ganando terreno en los últimos años gracias a la masificación de la red ya no tan virtual que internet conforma, y constituye un verdadero éxito psicosocial, ya que aboga a un cambio en el tipo de participación y del estilo de vida de la ciudadanía a través de la sensibilización, utilizando como medio recursos tan potentes como los audiovisuales. Nada reprochable, si tenemos en cuenta que todo se realiza con el fin de mejorar las condiciones de vida de aquellos que han tenido la mala suerte de nacer en lugares desfavorecidos. Con esto, decimos que L.O.H.E.S.P.O. está plenamente adherido a esta actitud desinteresada y leal, ya que no sólo se ayuda, sino que se trata de arrancar una raíz que ha nacido putrefacta décadas atrás y que hoy está dando frutos estériles de satisfacción; hablamos del tumor maligno del consumismo.

En estos tiempos que transcurren, la cultura del consumo que nos adoctrina, tiende a normalizar el gasto de nuestros esfuerzos y a transformarlo en algo cotidiano. A su vez, la presión económica hace que busquemos, coherentemente, el mejor precio de los productos, y aquí viene el problema. ¿Quién tiene la mejor oferta? ¿El pequeño comerciante o la gran empresa? Claro está, que el que mayores cantidades compra a los fabricantes, mejores ofertas puede realizar. Esto favorece la desaparición de las pequeñas empresas, que no pueden competir contra las grandes cadenas. Además, se produce una disminución del empleo, ya que a pesar de que las grandes compañías pueden tener muchos empleados, tienden a agrupar y a minimizar el ratio de empleados, haciendo el saldo desfavorable. Todo esto, sin tener en cuenta que el dinero acaba en el extranjero, ya que el capital pocas veces es de procedencia nacional.
Teniendo en cuenta todo esto, hemos decidido crear una especie de reto, llamémosle invitación. Nos hemos planteado el por qué no comenzar a comprar nuestros regalos en ONGs, tiendas de Comercio Justo, y en pequeñas empresas locales. De este modo, haremos un triple favor: a nuestros seres queridos, a niños y personas desfavorecidas, y a los pequeños emprendedores de nuestros países.
Hemos creado este reto en la siguiente web:

La idea es que la propuesta adquiera un volumen tal, que eleve su relavancia a través de las adhesiones. Muchos de nosotros estamos quietos, esperando la oportunidad de ayudar, y por uno u otro motivo seguimos permaneciendo estáticos viendo cómo otros hacen y deshacen. Es hora de ser protagonistas, empezando a cambiar nuestro día a día; muchos pasos de hormiga generan pasos gigantes. ¡A caminar señores!
L.O.H.E.S.P.O.

No hay comentarios:

Publicar un comentario