Páginas vistas en el último mes

jueves, 23 de agosto de 2012

Sin papeles, sin salud

     En los momentos difíciles, en esos momentos en los que uno debe tomar decisiones importantes y ser consecuente con lo que se piensa, se ve la verdadera expresión del propio ser; es bajo estas circunstancias, el mejor modo de conocer a alguien, sea cual sea su idiosincrasia.
     Con esto, traemos a colación la crisis económica española y las medidas que nos aportan sus gobernantes; siendo de relevante interés aquella que atañe al sistema de salud, cuyo acceso hasta el día de hoy es de carácter "PÚBLICO", "UNIVERSAL" y "GRATUITO".
     El actual gobierno ha decidido, haciendo pleno uso de sus facultades xenofóbicas, que los inmigrantes en situación irregular no puedan ser atendidos por los profesionales sanitarios, sin previo pago del servicio.
Si tenemos en cuenta lo social, no sólo existe un acto de xenofobia o racismo, sino que al tener en cuenta que los inmigrantes mal llamados "sin papeles" son los más castigados en esta crisis, existe una doble presión sobre ellos, ya que sin documentación se les niega atención sanitaria, y sin dinero, también se les niega la atención sanitaria. Si tenemos en cuenta el aspecto sanitario, estamos aumentando los riesgos de transmisión de enfermedades e incrementando la prevalencia de algunas otras, ya que se verían afectadas entre 100 y 150 mil personas, a grandes rasgos.
     Existen, a pesar de ello, personas que se revelan en contra de esta reforma, y que luchan por la igualdad del derecho a tener una vida digna. Es nuestra obligación imitarlos y acompañar a los profesionales sanitarios en este acto de humildad y sentido común.


     Por este motivo, denunciamos la falta de ética del gobierno español, y nos declaramos en contra de esta reforma, que sólo cabe en los ámbitos de la inconstitucionalidad.
SI ALGUNOS DICEN SER SUPERIORES, O SE EQUIVOCAN O SE SIENTEN INFERIORES.

L.O.H.ES.PO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario