Páginas vistas en el último mes

miércoles, 7 de marzo de 2012

Binge Drinking: Los excesos alcohólicos en el Reino Unido

En Febrero de este año el primer ministro británico, David Cameron, se comprometió a resolver el problema del fenómeno que en el reino Unido se llama "Binge drinking".
Binge drinking es el consumo de cantidades enormes de alcohol, con el fin de emborracharse lo más rapido posible; esto cuesta al Sistema Nacional de Salud unas 2.700 millones de libras al año ( unos 3.200 millones de euros) y afecta pricipalmente a los jóvenes de 18 a 25 años. Aparte de los problemas de salud que los excesos alcohólicos pueden provocar, tal vez lo más preocupante de este fenómeno es el comportamiento de los jóvenes británicos cuando beben alcohol, ya que consideran dicho exceso como un hecho normal.

En el Reino Unido un 40% de los pacientes admitidos en urgencias están bajo la influencia del alcohol. El gobierno tiene previsto prohibir la venta de alcohol a un precio inferior al coste de producción, con el fin de disuadir a la gente, para que no beba demasiado; esta medida no afectará al precio del alcohol en los bares y restaurantes, pero sí a los supermercados.



Sin embargo, siendo una inglesa de 28 años, yo he experimentado la cultura del Binge drinking y me pregunto si el precio del alcohol va a cambiar la situación. En mi opinión, el problema de los excesos alcohólicos entre los jóvenes, radica en el hecho de que los que actúan de esa manera, no lo consideran un problema. Este hecho, el de estar tan borracho que no puedes caminar y acabas vomitando en la calle, se ha convertido casi en un rito iniciático para los adolescentes británicos.
Personalmente me sentí muy presionada durante mi adolescencia, no sólo a beber alcohol sino a estar completamente borracha; no me malinterpreten, me gusta salir y no veo nada malo en tomar alcohol, pero me pregunto por qué en el Reino Unido tenemos que beber tanto para divertirnos.

En mi opinión, si el gobierno quiere acabar con la cultura del consumo de alcohol, tendrá que mirar más allá de los bares y los supermercados, y mirar el corazón de la sociedad británica para descubrir  las razones por las cuales hemos creado esta relación tan peligrosa.
                                                                          Rachel, Londres-Inglaterra

No hay comentarios:

Publicar un comentario